Es necesario la creación de una Comisión Internacional de Investigación para indagar los asesinatos producto de la represión en Venezuela

Manuel Virguez, Director de Movimiento Vinotinto

El 13 de agosto falleció la última de las víctimas de la represión del año 2017, cesando con esto la espiral de violencia desatada por el Estado venezolano durante el ciclo de protestas que se suscitaron durante cuatro meses. Como nunca antes, distintas modalidades de violaciones de derechos humanos sufrió la sociedad venezolana, mientras ejercían su legítimo derecho a la protesta, acciones que fueron desde la limitación o negación de las garantías mínimas ciudadanas, hasta la vulneración a quienes en su momento fueron detenidos en las movilizaciones, llegando a ascender el número de presos políticos a más de 800 personas en todo el territorio nacional, muchos de ellos sometidos a torturas, tratos inhumanos y degradantes, así como la vulneración del debido proceso en general.

Nuestro país también presenció como en el contexto de la degeneración de nuestras instituciones, funcionarios de seguridad asediaron urbanismos al igual que en año 2014, cuando sometieron durante horas de represión a propios y extraños del conflicto, donde hubo pérdidas patrimoniales y afecciones a la salud física y psicológica, de las que no hubo la justa indemnización ni reparación moral por parte del Estado venezolano.

Cabe destacar que aunque es una máxima que ningún derecho está por encima de otro, el derecho a la vida viene a ser el de más sagrado deber de protección en cualquier época y país del mundo, tal y como lo establece la declaración universal de los derechos humanos. A pesar de ello, es del conocimiento público nacional e internacional que las 258 víctimas de ejecuciones extrajudiciales en el contexto de las manifestaciones (43 en el año 2014, 157 en 2017 y 58 en 2019) durante la gestión de Nicolás Maduro, son en más de un 90 % atribuibles a funcionarios de cuerpos de seguridad y grupos paramilitares, quienes empleando armas de fuego y distintos objetos mortales como bombas lacrimógenas, municiones no permitidas (metras), entre otros mecanismos de represión, sesgaron la vida de venezolanos cuyos reclamos fueron atendidos con el rostro más oscuro de la violencia estatal.

Sin embargo, durante el año 2019 evidenciamos nuevamente una cantidad de asesinatos en el contexto de las manifestaciones suscitadas entre los meses de enero a mayo, producto de la represión desmedida contra quienes alzaron sus voces en rechazo de un gobierno ilegítimo que se ha perpetuado en el país.

Para reinvindar la memoria histórica de la Víctimas Sin Justicia

Actividad en Barinas

El pasado 13 de Agosto en 16 entidades de Venezuela y en la ciudad de Madrid, España, rendimos homenaje y reivindicamos la memoria de quienes por la causa de la libertad y del derecho a un país con calidad de vida ocupan estas sillas vacías, en cuerpo más no en espíritu, recordándonos que el motivo por el que éstos lucharon debe mantenernos firmes y constantes, en primer orden para que haya justicia y paguen por sus crímenes los responsables, sea cual fuere su creencia política o estatus, y en segundo orden, para que se materialice la una transición pacífica a la democracia en Venezuela, que permita el acceso a la verdad, la justicia, la reparación y una verdadera garantía de no repetición de los hechos ocurridos en el país durante los años de conflictividad política.

También con esta actividad acompañó a los familiares de las víctimas en su exigencia de justicia ante el grado total de impunidad sobre estos casos, pero sobre todo, como representantes de la sociedad civil hacemos la solicitud de que se apruebe en el seno del Consejo de los Derechos Humanos en Ginebra, la creación de una Comisión de Investigación Internacional, que indague los asesinatos producto de la represión en Venezuela.

48 Organizaciones aliadas para «Sillas Vacías»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.