Representantes del Movimiento Vinotinto en diversas regiones estuvieron presentes junto a los trabajadores y representantes de los gremios en la protesta nacional que se llevó a cabo en las sedes de las inspectorías del trabajo en varios estados del país.


Nuestra organización estuvo presente en Bolívar, Mérida, Táchira, Distrito Capital, Lara y Yaracuy donde se manifestó un contundente rechazo a la imposición de una tabla salarial única por parte del gobierno de Nicolás Maduro. Esta medida unilateral violenta los acuerdos colectivos y los tabuladores ya establecidos, además que se menosprecian los conceptos de profesionalización, antigüedad y eficiencia.


“Aristóbulo Istúriz quiere desaparecer los sindicatos y no lo vamos a permitir. Nuestro contrato colectivo se respeta. Estamos hoy consignando un documento ante la inspectoría nacional del trabajo, en el que los convocamos y los instamos a respetar los principios de las relaciones laborales. En primer lugar la violación abierta a la progresividad y la intangibilidad de los derechos laborales», manifestó el secretario ejecutivo de la Confederación de Trabajadores de Venezuela, Pedro Morenos, durante la concentración que se desarrolló en Plaza Caracas. Allí denunciaron la presencia de efectivos de la Policía Nacional Bolivariana.


Pedro García, dirigente sindical, indicó que entre las consecuencias del paquete de Maduro está el robo de las prestaciones sociales. “El engaño del siglo lo ha representado este régimen que, presentándose como socialista, engaña y manipula al pueblo venezolano, porque su práctica es neoliberal”.
Trabajadores públicos, sindicalistas, educadores, dirigentes políticos y estudiantiles que se sumaron a la protesta en los estados Mérida y Yaracuy denunciaron la presencia de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional. En Mérida uno de los agentes intentó arrebatarle el teléfono a uno de los protestantes mientras que uno de sus compañeros grababa videos de los trabajadores que ejercían su derecho a la protesta pacífica.


Los manifestantes exigieron el derecho a un salario justo, debido a que actualmente no cuentan con ingresos para poder contrarrestar la hiperinflación que afecta al país, producto de las desacertadas medidas económicas del Ejecutivo Nacional.


Un grupo de trabajadores que marchaban en Táchira denunció que las medidas del gobierno están llevando a sus familias “a la miseria extrema”.
Camilo Torres, presidente del Sindicato la Salud, manifestó que el sistema hospitalario del país no cuenta con los recursos minimos para garantizar el derecho al acceso a la salud. También denunció que en Bolívar hay varios casos de fallecidos por paludismo.


Estas acciones de protesta sindicales y gremiales se han ejercido desde inicios del año en curso, sin embargo el gobierno nacional ha desconocido sus exigencias, por el contrario ha incrementado los mecanismos de persecución contra estos empleados públicos. Movimiento Vinotinto exhorta al Ejecutivo a respetar los convenios internacionales suscritos en la OIT, en especial lo referente a la tripartita al momento de tomar alguna medida en el área laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.