Movimiento Vinotinto asistirá jurídicamente a los casi 600 pacientes renales del estado Táchira quienes se ven afectados por la falta de insumos en las unidades de diálisis.

La unidad de diálisis del Hospital Central de San Cristóbal cerró el pasado martes 3 de Julio, debido a la falta de insumos médicos para prestar el servicio, situación que agrava la actual emergencia humanitaria compleja que atraviesa todo el país.

Cabe destacar que cada paciente renal debe dializarse al menos 3 veces por semana para mantenerse con vida, y en la mayoría de los casos solo lo están haciendo una vez por semana.
Las personas que requieren este proceso denuncian que no pueden costear los precios de los insumos que algunos consiguen en el mercado paralelo porque son muy elevados, recordando que la distribución de estos materiales solo está permitida a través del Estado.
Ante el incumplimiento del Gobierno venezolano de garantizar el acceso de las personas a estos insumos y atención médica, reiteramos la solicitud de la sociedad civil desde hace varios meses sobre la necesidad de un canal humanitario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.